La cueva de la araña (Bicorp)

En Bicorp van a poder admirar, por ejemplo, en la Cueva de la Araña, muestras espléndidas del arte prehistórico, y que han sido protegidas por la UNESCO.

Concretamente, en diciembre de 1998, el mencionado organismo internacional encargado de la salvaguarda de la cultura, declaró Patrimonio de la Humanidad al arte rupestre del arco mediterráneo español. Fue una decisión acertadísima, que afectaba a diversos pueblos de la Comunidad Valenciana, pero que tenía especial incidencia en Bicorp, que ha conservado durante miles de años las escenas que representan la recolección de la miel, y que han sido reproducidas en libros de texto, manuales de historia del arte y guías turísticas. La repercusión que tuvo el acuerdo de la UNESCO motivó un notable incremento del número de personas que se acercan a Bicorp a conocer sus pinturas rupestres, lo cual influyó de modo decisivo en que el Ayuntamiento adoptara medidas para que este municipio de la comarca de la Canal de Navarrés recibiera adecuadamente a estos turistas que tienen una especial inquietud por la naturaleza y por la cultura.
Bicorp
Riqueza forestal

Bicorp no decepciona, porque posee rincones de alto valor paisajístico y medioambiental que se mantienen casi vírgenes, y en los que podemos hallar ríos de aguas frescas, limpias y transparentes, árboles monumentales y barrancos abruptos casi inaccesibles en los que crece una frondosa vegetación. El extenso término municipal de Bicorp (136 kilómetros cuadrados) comprende también parte de la Muela de Cortes, esa formidable altiplanicie en la que podemos encontrar cabras montesas, muflones, jabalíes, y en donde se halla la única Reserva Nacional de Caza Mayor ubicada íntegramente en el territorio de la Comunidad Valenciana.

Bicorp es un pueblo agrícola donde sus vecinos saben compatibilizar perfectamente el cultivo de sus olivos, almendros y árboles frutales diversos, con el cuidado de sus bosques. En pocos lugares de la Comunidad Valenciana hemos encontrado tanto nivel de conciencia colectiva sobre la enorme importancia que tiene la riqueza forestal para la buena marcha de un municipio. Está orgullosos de sus pinares y de sus carrascales y, cuando se detecta algún incendio, todos los vecinos acuden presurosos a sofocar un fuego que puede destrozar su principal fuente de riqueza.

Fósiles

Tuvimos la oportunidad de recorrer parte del término municipal de Bicorp acompañados por el propio alcalde, Pascual Gandía Sotos, y por el concejal José Serrano. Pudimos admirar algunos parajes hermosísimos, incluso algunos que poseen un enorme valor científico por la abundancia de fósiles. Pero no vamos a concretar datos sobre dichos lugares, porque el Ayuntamiento quiere preservarlos de los saqueos perpetrados por desaprensivos, optando por facilitar tan sólo el acceso a los investigadores universitarios y científicos. Eso sí, esperan tener algún día un ecomuseo que muestre adecuadamente las joyas de la paleontología que alberga Bicorp.

Senderos

Los ediles municipales destacan la existencia de cinco senderos de pequeño recorrido que permiten conocer buena parte de los bellísimos rincones naturales de Bicorp: el Barranco Moreno (PR-V-173), el Pico del Fraile (PR-V-236), Benedriz (PR-V-235), El Barranco Salado (PR-V-237) y el Río Cazuma y la Gola de Lucino (PR-V-234). Además, recuerdan nuestros guías que, por la Muela de Cortes y el Pico del Caroig, pasa el famoso GR-7, el sendero europeo de gran recorrido que atraviesa la Comunidad Valenciana, en sentido norte-sur.

No conformándose el Ayuntamiento con situar a Bicorp como un magnífico punto de encuentro para los aficionados al senderismo, ha diseñado tres itinerarios idóneos para los amantes de la bicicleta: la ruta de la Muela, la ruta del Benefetal y del río Fraile y la ruta del Caroig. Esta cumbre del Caroig, que se alza a 1.126 metros de altitud sobre el nivel del mar, es el objetivo de muchos excursionistas, que saben que desde lo alto de dicha montaña se contemplan magníficas panorámicas.bicorp400x265

Pinturas rupestres

Como indicamos al principio, la visita a Bicorp está asociada inexcusablemente a sus pinturas rupestres. Tuvimos la gran suerte de poder realizar esta aproximación al arte rupestre con un guía excepcional: el arqueólogo de la Diputación de Valencia José Aparicio Pérez. Este gran experto en cuestiones prehistóricas nos mostró personalmente las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña, así como las escenas representadas en la roca en otros parajes tan hermosos como “el Buitre” o el “Barranco Moreno”. Y aún nos quedan por conocer otros abrigos que conservan pinturas rupestres, como son los situados en el “Barranco Garrofero”, “Barranco de los Gineses”, “la Balsa de Calicanto”, “la Fuente Seca”, “la Era del Bolo” o los abrigos “de las Sabinas”, “de la Madera”, “Gavidia”, “de la Cambriquia”, “del Zuro”, etc. Aparicio afirma que los abrigos de la Cueva de la Araña “forman uno de los conjuntos pictóricos más célebres del mundo entero, por la extraordinaria difusión que ha tenido la escena de la recolección de la miel allí representada.”.

Son dos las oquedades que contienen las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña, aunque la mayor queda dividida en dos partes (Cueva 1 y Cueva 2) y la otra es descrita como Cueva 3. En la Cueva 1 se distinguen un arquero y un ciervo a la izquierda, un corzo a la derecha y entre ambos arqueros otra figura humana. En la Cueva 2 (la mayor y la más repleta de pinturas) se puede admirar la famosa escena de la recolección de la miel, en la que se aprecia cómo un hombre colgado de unas cuerdas y con una cesta a la espalda, introduce un brazo en el interior de una colmena, mientras las abejas revolotean alrededor. Y en la cueva número 3 sobresale un gran toro, así como varias cabras. La Cueva de la Araña está bastante alejada de Bicorp (más de diez kilómetros) y el acceso se realiza en gran parte por pistas forestales. Lo que se recomienda es concertar las visitas a estas cuevas y a otros abrigos rupestres, con los guías que tiene en Bicorp la Conselleria de Cultura y Educación de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento.

bicorp200x200
El pueblo

El casco urbano de Bicorp no posee monumentos de especial relevancia, pero sí podemos indicar que es muy pintoresco, con calles estrechas y empinadas, que mantienen la trama de una población de origen árabe. Juan Andrés Martínez Cabezas nos acompañó en el recorrido por las calles de Bicorp, resaltando la negativa repercusión que tuvo la expulsión moriscos a finales del siglo XVII, y que dejó el pueblo casi deshabitado.

Sabrosos gazpachos

La gastronomía de Bicorp es recia y sabrosa, destacando sobre todo los gazpachos. Tengo que reconocer que, desde que descubrí Bicorp hace unos treinta años, hubo una persona que ejerció de anfitrión, con una amabilidad y hospitalidad admirable. Se trata de Vicente Garzón, que, además, cocinaba de modo ejemplar los gazpachos, con liebre, perdiz y caracoles. Me alegré mucho de saludar al veterano amigo, así como me congratuló comprobar que sigue existiendo en Bicorp una saga de estupendos gazpacheros. No hay restaurantes de postín en el pueblo, pero en el bar “Avenida” nos prepararon unos gazpachos serranos merecedores de una matrícula de honor. Otros platos típicos de Bicorp son la “olla de pastor”, “los griñones”, “el mojete arriero”, la carne de caza, los embutidos caseros, etc. No puede olvidarse el visitante de la miel, que nos recuerda la tradición milenaria de los hombres de Bicorp, heredada de aquellos apicultores de la prehistoria, inmortalizados en las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña.

La oferta de alojamientos de Bicorp es realmente escasa, aunque el Ayuntamiento ha construido unos singulares alojamientos rústicos (tipo cabañas de madera, con comedor, chimenea, cocina, cuarto de baño y varias habitaciones), que están situados cerca del polideportivo municipal. En el Benefetal, un bellísimo paraje de Bicorp, existe un área de acampada muy interesante.

bicorp200x301

Accesos

El acceso a Bicorp desde Valencia y desde Alicante ser realiza por la Autovía Valencia- Albacete, tomando las salidas Enguera o de Esbubeny para coger la carretera comarcal CV-590, que atraviesa todos los pueblos de la Canal (Anna, Chella, Bolbaite, Quesa y Navarrés) y que concluye en Bicorp, que se halla a 85 kilómetros de Valencia, a 260 metros de altitud. Bicorp cuenta actualmente con 676 habitantes.

Anuncios