Historia

La P.C. Excursionista se fundó en mayo de 1.924. Los fundadores y primeros integrantes de esta peña fueron: Enrique Bea, que fue el primer presidente. Fabio Regolf, secretario, y los vocales, Manuel Campos, Vicente Solves, Manuel Falcó, Pedro Gómez, Ramón Monfort, José Pradells y José Sanchís.

 Más tarde se incorporarán Falcó, Garay, Campos, Esteve, Boix, López, entre otros, pero que no superaban entre todos los veinte socios.

Fabio Regolf
Fabio Regolf

 

 Uno de los integrantes de la peña, Fabio Regolf, desde muy joven le intuye un carácter competitivo, y gran afición al ciclismo. Su padre Natalio ni le anima a seguir con su afición, ni tampoco le prohibe hacerlo, únicamente, y como era normal en aquella época, le antepone a su afición al ciclismo, la obligación antes que la devoción, llevar adelante la empresa familiar.

 Pronto Fabio empieza a participar en cuantas carreras tiene ocasión y en todas ellas destaca. Siempre como aficionado ganó innumerables pruebas, entre las que podemos destacar:

        Campeón local en pista 100 km.

       Campeón de valencia 100 km.

       Campeonato con entregandores.

       Campeonato regional de alicante.

       Carrera regional de Villarreal.

       Record de Kilómetro lanzado.

       Campeonato de valencia en fondo

       Y hasta un centenar de pruebas.

 Sus años de esplendor  fueron los años 1.913 y 1.917, año en que se retira.

 Cuando por la edad tuvo que retirarse, empezó a competir con los veteranos, y de él fue la idea y el trabajo de organizar el campeonato nacional de veteranos. Y también aquí destaca como corredor, como organizador de pruebas por etapas, velocidad, equipos y tras moto.

 Otro integrante de esta peña que destacó fue D. Vicente Coscollá Sanz. Nacido en el año 1.925 en Massanassa. Coscollá debutó como ciclista de competición en 1.940, participando a partir de entonces en más de doscientas pruebas todas ellas en nuestra región, ya que por su profesión en la banca, no le era permitido viajar en carreras por etapas, a no ser en periodo de vacaciones. De todas estas participaciones obtuvo 88 podios.

 Atraído por el periodismo publicó a su primer artículo (1.946) en el boletín mensual de la peña, de la que era socio desde al año 1.941, boletín que terminaría siendo director unos años mas tarde. Colaboró en innumerables publicaciones deportivas y en la totalidad de los periódicos valencianos. Lleva publicados más de cinco mil artículos. Formó parte del equipo redactor de la gran enciclopedia valenciana, como directivo permaneció en varias ocasiones a la junta de la Federación Valenciana de Ciclismo.

 Su afición al montañísmo también le llevó a ascender a buena parte de las cumbres de españa, siendo el primer valenciano en escalar la cima del Tubkal, marruecos.

Lógicamente en sus inicios no hubo sede social, y adoptan como docimilio el bar “café Sorolla”, en donde los socios se reunían una vez por semana. Después de estas reuniones la sede se estableció en la c/ del mar, 22 en pleno barrio judío de la capital del turia.

 Dependiendo de las reuniones se hicieran en un lugar u otro, lo cierto es que la peña empieza a funcionar.

 Uno de los primeros acuerdos que se tomaron es que la peña no podrá exceder de veinticinco integrantes. Sin duda pretendían que la cosa no se les fuera de las manos y preferían tener un grupo reducido y compacto de verdaderos amigos, que algo totalmente masificado. No lo lograrían. Un tiempo mas tarde, exactamente en el año 1.939  toman la decisión de revocar el acuerdo, y la peña inicia con rapidez su expansión en todos los sentidos.

 Pero ya antes de esto la peña se embarca en organización de eventos deportivos importantes. No se limitan a salir en excursión dominical por las rutas valencianas, quieren más. No se limitan a reunirse una vez por semana para comentar la excursión del domingo anterior, lo bueno que estuvo el almuerzo, la pájara que cogió fulano en la subida del oronet, el pinchazo tan inoportuno que tuvo zutano cuando andaba en cabeza del grupo, no, ello no se limitan a eso, ellos quieren más para el ciclismo de su tierra.

 Quieren sacar al ciclismo valenciano de las raquíticas carreras que hasta ese momento siempre se celebraban en el paseo de la alameda.

 Quieren elevar el nivel de ese deporte al que adoran y al que se dedican, como aficionados, con toda la pasión.

 Y así en el mismo año de su fundación, en el año 1.924, llevan a cabo en valencia la primera carrera a escada nacional organizada en nuestra tierra. Se trata de la Valencia-Castellón-Valencia, que puso en competición a cuarenta y ocho corredores y que dio como vencedor al castellano Telmo García.

0069
Memorial Valencia-Alcoi-Valencia

 También y a la vez, organizan cinco campeonatos regionales de fondo en carretera, y por su iniciativa se creó el campeonato nacional de veteranos.

 Salen corredores en nuestra región que poco a poco compiten con los mejores de nuestro país:  Escuriet, Elviro Rodríguez, Paulo, Romero Tormos, Dasí Roglá y sobre todo Cháfer.

 Once años transcurren en la peña con estos acontecimiento cada vez mas arraigados, con más y más participación en todos los eventos que se organizan y con más ideas que están dispuestos a llevar a la práctica… pero algo muy doloroso y trágico se iba a interponer entre las propuestas que los deportistas tienen, y lo que el país estaba abocado a vivir, la guerra civil española.

 Después de tres años, la peña no ceso del todo sus actuvidades, no se pudo organizar por razones obvias, ninguna carrera oficial. Es más, un integrante de la peña, Vicente Llorca Malo de Molina, fue asesinado en Madrid en el año 1.936. En definitiva, en el año 1.939, nuestra peña ya tiene quince años.

 En el año 1.940 se celebran tres eventos importantes: Campeonato social, Campeonato Regional y el campeonato social de veteranos.

 Estas carreras, entre otras, se repetirán año tras años hasta el año 1.949 en el que la peña celebrará su XXV aniversario.

 En los años 1.947 al 1.954, el presidente de la peña fue un hombre de los que también dejan huella: Ramón Villaverde García. Trabajador incansable, no sólo para la peña sino para el ciclismo regional.

 Fue colaborador de D. Luis Puig en la organización de carreras para la obra sindical de educación  y descanso. Entre otras puso en marcha el primer campeonato nacional para trabajadores.

 Ramón Villaverde puso en marcha una idea que tuvo muy buenos resultado. Consistía en hacer coincidir las excursiones en autobús con las mujeres de los socios de la peña, al lugar donde éstos iban con sus bicicletas. Una vez en el lugar de llegada se reunían todos para el almorzar o comer.

 Ramón organizó durante tres años la olimpiada nacional para jubilados, en las que reunían a más de ciento veinte mil participantes en las previas, llegando al final tres o cuatro mil. Un corredor destacado de la peña en este campeonato fue Fausto Albiol.

 También Ramón organizó asimismo la carrera del cicloculturista, en donde se instauró la modalidad del handicap en el ciclismo, ya que debido a la gran diferencia de edad y también de calidad, se le ocurrió la idea de hacerla más igualada.

 Hablemos de José Pérez Morella, más conocido por todos como “Michelín” de joven  y como “Michelo” más tarde. Y aún más, conocido por sus múltiples amigos y clientes como “el tío Michelo”.

 Nacido en el año 1.910 en valencia, se inició en el arte de la reparación de bicicletas en el año 1.930 en un pequeño taller ubicado en mislata. Antes había sido corredor. En el año 1.938 traslada su taller a la Avda. Peris y Valero, 80 en donde estuvo dando servicio a una cantidad ingente de aficionados, hasta que el año 1.985 se traslada a la calle zapadores, 56.

 Casado con Aurelia Garcés López tuvieron tres hijos, Ana, Vicenta y Valentín, quien por cierto hizo sus pinitos en el ciclismo sin quajar. Todos ellos colaboran con “Michelo” en su taller, de igual manera que los harían sus nietos Javi y Juanjo. El primero dejó el taller para dedicarse a otros menesteres mientras que Juanjo en el año 1.990, deja al abuelo e incia su etapa en solitario montando su propio taller y tienda en la Avda. Dr. Waksmann, 56-58.

 El “Tío Michelo” sigue con su hijo Valentín y con su hija Vicenta hasta su muerte. Un tiempo después el negocio fue traspasado.

El tio Michelo con su esposa
El tío Michelo con su esposa

 Muy poca gente habrá en valencia, poseedor de una bicicleta, que no haya tenido algo que ver con “Michelo”.

 Nos habíamos quedado en el año 1.949 en el que la peña celebró su XXV aniversario. En su voletín de junio del año 1.949, se comunica que el domingo 26 de ese mes la peña organiza el XI campeonato de españa de veteranos. Gran premio Galindo.

 Que el saldo en caja una vez descontados todos los gastos de mao es de 5801,45 ptas.

 Que se celebró el campeonato social de fondo, cuyo vencedor fue Jose Ferrandis y el segudo y terer puesto con el mismo tiempo fue para Emilio Vidal y Vicente Coscollá.

 Que se celebró en la popular casa chimo una cena social y homenaje a Fabio Regolf, al que se le hace entrega de una bonita placa de metal con sentida dedicatoria, pequeño homenaje qe no llega a igualar los muchos méritos que en casi cuarenta años ha contraído con el ciclismo.

 Volviendo al boletín de la peña del veinticinco aniversario, entre otros hay artículos de Miguel Domínguez, el capitán araña, de M. García Orts, José domenech Ventura  de Adeval. Nos detallan el reglamento del campeonato de españa de veteranos, así como de su itinerario. Nos hacen una relación de los más de cincuenta premios para esta misma carrera.

 Hemos ido viendo cómo la peña ha ido creciendo, los sueños de sus fndadores en el año 1.924, se están cumpliendo. La peña no sólo cumple su fnción social y deportiva organizando la mayor cantidad posible de excrusiones en bicicleta, sino que también hace extensivas estas excursiones a los familiares de los corredores, aunque para ellos sea en un cómodo autobús.

Excursión de la peña con los familiares
Excursión de la peña con sus familiares

 También se organizan comidas, cenas,reuniones de todo tipo entre los socios y sus familiares. En fin que se esfuerzan en onseguir un buen ambiente social, y lo logran.

 También siguen y de forma importante, en su labor de divulgación y promoción del ciclismo como deporte de competicion. Sus primeros peñístas, ya en estos años semi retirados de la biclicleta como corredores, siguen estando presentes en ella cada uno en distintas facetas.

 Llegamos al año 1.964 donde nuestra peña cumple cuarenta años. No ha sido facil el recorrido que han tenido que hacer los componenetes de la peña durante estos últimos quince años. Desde la celebración del XXV aniversario, han cambiado muchas cosas.

 Y sobre todo ha cambiado la proia sociedad española. Ya no hay hanbre en nuestro país, ya se tienen todas las necesidades básicas cubiertas. Llega la era del ocio.

 Y prueba de lo que los peñistas han tenido que sufrir para seguir llevando adelante la sociedad, la tenemos en las palabras de salutación que el presidente Vicente Burguet, hace en el boletín del XL aniversario:….” Yo en este día os digo: ¡ No desfallezcáis en esta dura tarea ¡  Ya que el nombre de esta sociedad ha vuelto a florecer y a estar en los labios de la afición, que por circunstancias que ahora no vienen al caso, tanto tiempo estuvieron ausentes sin acordarse de él. Pues bien, el camino trazado es luchar por y para el ciclismo que tan necesitado en quienes por vocación están vinculados a él.

 En este mismo voletín de la peña, editado en mayo del año 1.964, para celebrar el XL aniversario se nos da cuenta de todos los presidentes de la historia, siendo los siguientes:

        D. Enrieque Bea Manigüel

       D. Manuel Campos.

       D. Manuel Falcó Masiá.

       D. Fabio Regolf Pérez.

       D.José Esteve.

       D. Tomás Peñalba Camarasa.

       D. Rafael Pérez.

       D. Juan Blas Micó.

       D. Ramón villaverde García.

       D. Ramón Sanchez.

       D. Antonio Marco Sempere.

       D. Vicente Burguet Pons.

       D. Manuel Aguado Barberá.

 Por cierto que ewte boletín editado mensualmente por la peña, lo hizo desde enero de 1.944 a agosto del año 1.969. Casi veinticinco años sacando a la calle mensualmente un boletín, casi trescientos números dando información de ciclismo. Esto está al alcance de muy pocos. Incluso para publicaciones de tirada nacional, este tiempo se puede considerar un éxito.

 De igual manera nos enteramos por el mencionado boletín, que durante estos cuarenta años, la peña ha organizado más de ciento cuarenta y cinco pruebas ciclistas. Siendo los más prolíficos en eventos deportivos los años 49 y 52 con diez pruebas cada uno.

 Decíamos al pirncipio que la peña no tuvo un local fijo en donde reunirse y llevar a cabo sus actividades, pero en cierto modo lo que ocurría es que cambiaba con asiduidad de local.

 Se funda en el café bar Sorolla, del que nadie parece conocer su ubicación. Pasa al café Oriente, que estaba en lo que hoy es Avda. del Oeste. Del año 1.944 al 1.947, están en el bar Este, ubicado en la calle Maldonado, 10-12. Del 47 al 49 se trasladan al bar Pacífico, en la Gran Vía Ramón y Cajal, 48. Del 49 al 51 al bar Segrelles, ubicado en la plaza Pintor Segrelles, 12. Del 51 al 60 el bar Cubel, en la calle San Francisco de Borja, 16-19. Del 61 al 664 el bar Socorro, en la Gran Vía Fernando el católico. Del 67 al 67 al bar Almirante, en la calle Zapadores, 33. Y ya en del año 1.967 al 1.969 se lo reparten entre el ar Monopol de la calle Cádiz, 90 y el bar La Pérgola en calle Cádiz, 98.

 Bien entrado el año 1.969 los jóvenes de la época tienen un nuevo hobby, la musica, la era hippy había llegado y con todo lo que conllevaba. Por esta razón no había tiempo para salir los domingos en bici, almorzar o quedar para cenar los jueves. Poco a poco desaparece la peña. Cuarenta y cinco años de vida activa lo contemplaban.

 Casi diez años después, en el año 1.981, tuvieron que pasar para que el nombre de la Peña ciclista Escursionista, volviera a sonar como una posibilidad de resurección.

 0206Este nuevo inicio llegó con tres compañeros de trabajo que decidieron ir de escursión a venta cabrera con su bici. Eran José Pastor Martínez, Luis Tomás Martinez y José Martíenez Laparra. No pararon de salir una y otra vez y repetían en numerosas ocasiones lo bién que lo habían pasado. De estos tres compañeros de trabajo animaron a otros tres más; Rafael Martínez Muñoz, Chimo Segovia Máñez y Paco Torres Roca.

 Así que por una parte los compañeros de trabajo pioneros en salir en bicicleta, y por otro lado Paco Torres con sus amigos de la calle, fueron formando un grupo de ciclistas que iban saliendo asiduamente sábado tras sábado. Ya eran más de treinta. Así estuvieron durante unos dos años, en los que la empresa en que trabajaban los tres primeros ciclistas de esta historia, les patrocinaba ayudándoles en la compra de equipos, etc.

 Alguien, por esas fechas, estamos en el año 1.981, pensó que puesto que ya eran un grupo numeroso de iclistas, ya habían tomado la inercia de salir cada semana, se reunían para cenar y charlar sobre ciclismo de vez en cuando y en rin, estaban actuando como un club, o ideal sería formalizar ese grupo en peña ciclista. Y alguien, también apuntó que puesto que habia existido un club en esos momentos inactivo, por qué no retomarlo. Muy bien, buscarían antecdentes y situación actual de la Peña ciclista Excursionísta, y si no había inconveniente, la relanzarían.

 Tres personas intervienen decisivamente en el renacimiento de la peña: Pepín ´forriol, Vicente Iborra y el Tío Michelo.

 Estas personas empiezan a mover hilos, y a hacer uso de sus amigos, y contactan entre otros con José Verdejo Navarro, quien fue el primer presidente de esta segunda etapa de la peña, y a quien se debe en gran parte la formalización legal de ésta. 

Contactan con antiguos socios de la peña, les ilusionan con el nuevo proyecto de relanzamiento, y la gente se va agrupando en torno a los iniciadores del plan, y la peña a tomando forma. 

Las primeras reuniones de la peña celebradas durante el primer año, esto es en 1.981, fueron el en bar Quijote, sito en la Avda. Ausias march, 47.

En junio del año 1.981, el periódico Las Provincias publica una nota acompañada de una fotografía en la que da cuenta de la formación de la peña. Así mismo daba la noticia que los miembros de esta peña, habían hecho una carrera social contrarreloj. Lo que no decían es que esta carrera se efectuó en lo que hoy es la V-30 a orillas del nuevo cauce, que por aquel entonces aún no estaba en servicio. Tampoco decía que el vencedor de esta carrera fue Luis Tomás Martínez.

Publicación Diario Las Provincias
Publicación Diario Las Provincias

El año siguiente, ya pasaron a la calle Otos nº 5 donde estuvieron hasta el año 1.998 que tuvieron que desalojar ese bonito y práctico local que habían habilitado los peñístas, puesto que se derribaba para dejar paso a un jardín.

Después de esto, se pasa una época un poco difícil puesto que están sin local social y el momento no es bueno para comprar o alquilar nada ya que los precios de los locales se han disparado. Así mientras se toma una decisión al respecto, las reuniones de la peña se celebran en el bar Sur, situado en la Carrera San Luis, 49. Y así están desde el año 1.999 al 2.003.

Y así de esta forma, con la peña en marcha, con más de cincuenta socios en ella, la mayoría de éstos saliendo regularmente cada sábado, con un grupo de gente empeñado en que pese a las dificultades inherentes a la falta de un local prpio, sin el cual dígase lo que se diga cualquier club está cojo, sale de entre los peñístas la figura de una persona perteneciente desde hace más de veinte años, al que sus compañeros animan (podrían decirse que cariñosamente le obligan) a que se ponga al frente de la institución y tire de ella para darle un impulso. 

Vicente Miranda Puchades, accede a las peticiones de sus compañeros y puesto que desde hace tiempo ya está colaborando con la peña muy activamente, se hace cargo de la presidencia con la esperanza de conseguir una directiva que sepa llevar hacia delante y con ímpetu la peña. 

Y así en el año 2.004 ¡¡Cumplimos ochenta años !! Vicente Miranda se hace cargo de la presidencia. Rápidamente consigue un bajo cercano a donde habían estado en los últimos veintidós años, y aunque en principio el local esta en un estado lamentable, los peñistas abordan la tarea de remozarlo ellos mismo y darle el aspecto, la comodidad y el empaque que requiere la función de local social que desempeñará en el futuro. El nuevo domicilio social es pues desde ahora, C/ Alberola, 21.

Local situado en la C/Alberola junto con el presidente Vicente Miranda
Local situado en la C/Alberola junto con el presidente Vicente Miranda

Este local fue inaugurado en el mes de marzo del año 2.004, y es de justicia felicitar a cuantos intervinieron en el trabajo de restauración del local porque ha quedado realmente bonito y práctico. 

Los presidentes que tuvo la peña en esta última etapa, fueron: 

– Año 1.981 al 1.985, D. José Verdejo Navarro.

– Año 1.986 al 1.987, D. José Soler Navarro (Cadaco).

– Año 1.988 al 1.994, D. Luis Tomñas Martínez.

– Año 1.995 al 1.996, D. Jesús Rodilla Sánchez. 

– Año 1.997 al 1.999, D. Daniel Turienzo de la Fuente. 

– Año 2.000. D. Francisco Ruiz Esteve. 

– Año 2.001 al 2.003, D. Francisco Pavía Tarín. 

-Año 2004 en adelante, D. Vicente Miranda Puchades. 

Este episodio que se relata a continuación, no debió ocurrir nunca. No es fácil comprender cómo un estúpido accidente puede cortar la vida de un muchacho de sólo 24 años. 

La mañana calurosa del día 6 de Julio del año 1.996, se había iniciado como cada sábado la excursión. La gente bromea, se inician los pertinentes piques, se ríe, y finalmente el pelotón inicia su marca, se enfila la carretera de El Saler…. justo antes de llegar a El Perello, un coche atropella a JESÚS RODILLA SÁNCHEZ. Nada se pudo hacer. Al día siguiente, fallecía Jesús en el hospital Clínico de Valencia.

Jesús Rodilla Sánchez
Jesús Rodilla Sánchez

Jesús había nacido en valencia el día 17 de septiembre de 1.972. Había ingresado en la peña en el año 1.985 con apenas trece años. Fue presidente desde el año 1.995, hasta su muerte. 

En memoria del fallecido todos los años se celebra el “Memorial Jesús Rodilla “Chenollet” el segundo fin de semana del mes de júnio, donde la Peña ciclista de cullera colabora con este acto.

Su prematura muerte dejó a Jesús sin ni siquiera poder disfrutar de su primer trabajo al que se hubiera incorporado al día siguiente de su fallecimiento. 

Hay que remontarse al año 1.970, para encontrar otro accidente mortal de un socio de la peña. Vicente Ibáñez también Moría en la carretera de El Saler. 

En la actualidad la peña sigue en funcionamiento, con su presidente Vicente Miranda, y sigue teniendo nuevos proyectos, en los que se encuentran en el año 2.009 la nueva equipación, la formación de un grupo de senderísmo, salidas en bicicleta de montaña y por supuesto las salidas de los sábados con su almuerzo y las cenas de los jueves en el local. 

La peña sigue teniendo un grupo importante de socios (66) que sin ellos no sería posible todas estas actividades, por lo que en esta página Web daremos prueba de toda la actualidad que supone ésta asociación con una historia de 84 años.

 

 

 

 

Anuncios